Un año más las hermanas Esclavas del Corazón de Jesús renovaron sus votos.

   

     Acompañados por profesores, representantes de FEC, padres del colegio y antiguos alumnos, las hermanas Esclavas del Corazón de Jesús, fundadoras de nuestro colegio, renovaron sus votos ante el Sagrado Corazón en una Eucaristía muy entrañable y emotiva, en donde estuvo muy presente los valores y ejemplo de su fundadora, Madre Catalina, de la que estamos en su año de gracia por su pronta beatificación en el mes de noviembre (todavía no está confirmada la fecha). Las hermanas han sabido trasmitir la esencia de esta congregación a través de su actividad en el colegio, muy valorada por todos los que han pasado, tanto padres como alumnos.

     Un año más ha presidido la celebración el padre Angel Luis, antiguo alumno del colegio, acompañado por el párroco de Nuestra Señora de Loreto, aledaña al colegio. En la homilía resaltó la devoción al Sagrado Corazón como ejemplo al Amor que Dios nos tiene por ser hijos suyos: misericordioso y generoso.

     También es muy entrañable porque aquellos padres que han tenido a su hijo o hija durante este curso, ofrecen al Sagrado Corazon la vida de estos pequeños, pidiendo que les proteja y los bendiga. Un acto en donde la familia cobra un sentido especial, fundamento de la sociedad.

     Una tarde de fiesta que culminó con un ágape ofrecido por las hermanas a todos los asistentes. Las imágenes hablan por sí solas.