Todos los alumnos y profesores despidieron con una celebración el mes dedicado a María, acompañados de algunos padres y abuelos.

     La Celebración Mariana ha tenido este año en nuestro colegio un significado especial. 

     Las flores que ofrecemos a María en el altar, se han transformado en donativos destinados a proporcionar becas de estudio a chicas jóvenes de Benín. La acogida por parte de las familias del Colegio ha sido extraordinaria, hasta el punto de poder proporcionar ayuda económica a todas las niñas que lo necesitan. ¡Gracias, como siempre, por vuestra solidaridad! 

     Y por si esto no fuera suficiente, la noticia de la próxima beatificación de Madre Catalina nos llena de alegría, especialmente cuando vemos a nuestros chiquitines cantando y bailando durante la celebración, al son de la canción dedicada a la fundadora de esta gran familia que formamos el “Colegio de Jesús”.